Francisco Ramírez Medina, Primer Presidente De La República De Puerto Rico.

Francisco Ramírez Medina (n. 1828) fungió como Presidente de la República de Puerto Rico durante el periodo de sublevación contra el gobierno colonial Español de Puerto Ricoconocido como El Grito de Lares.

La historia tiene poco que decir sobre Ramírez Medina y su vida personal, lo que se conoce sin embargo, es que era un ferviente creyente en el movimiento independentista de Puerto Rico. El movimiento fue iniciado y planificado inicialmente por Ramón Emeterio Betances y Segundo Ruiz Belvis contra el Gobierno de España, que entonces gobernaba la isla. Manuel RojasMariana Bracetti yMatías Brugman se unió a ellos mediante la formación de células revolucionarias en la isla. Francisco Ramírez Medina, entre otros, también se unió al movimiento.

El 23 de septiembre de 1868, Manuel Rojas y sus hombres del Ejército de Liberación Nacional capturaron la ciudad de Lares. Este acontecimiento se conoció como “El Grito de Lares“. Después de esta victoria, Manuel Rojas y sus hombres, declaró a Puerto Rico una república libre y funcionarios designados por el Gobierno como sigue:

Como el Presidente del Gobierno provisional de la República de Puerto Rico, Ramírez Medina primer acto oficial fue la proclamación de la abolición del sistema de la libreta. El sistema de la libreta, exige que cada trabajador lleve en su persona un bloc de notas que se indica el tipo de trabajo que la persona, que hace y para quién trabaja. Cualquiera que haya estado en condiciones de trabajar y no tienen una “libreta” (cuaderno o diario) estaba sujeto a penas de prisión. También ordenó la liberación de todos los esclavos que se unieron a la lucha o se les impidió hacerlo, e instó a sus compatriotas a cumplir con su deber y liberar a Puerto Rico.

Las fuerzas rebeldes que luego partió a hacerse cargo de la vecina ciudad de San Sebastián del Pepino. La milicia española, sin embargo, sorprendió al grupo con una fuerte resistencia, causando gran confusión entre los rebeldes armados que, dirigidos por Manuel Rojas, se retiró a Lares. Tras una orden del gobernador, Julián Pavía, la milicia española pronto rodearon a los rebeldes. Todos los sobrevivientes fueron encarcelados en Arecibo. Francisco Ramírez Medina fue uno de los capturados y puede haber sido ejecutado por traición. Su destino exacto, sin embargo, es desconocido.[1]

Hay una calle en Hato Rey, Puerto Ricollamada “Presidente Ramírez” en su honor. Además se le hace reconocimiento a Don Francisco Ramírez Medina con un personaje en la obra de teatro titulada “El Grito de Lares…un momento en la historia”. Esta obra fue escrita y ha sido dirigida por su mismo autor, Gerardo Lugo Segarra mejor conocido por su nombre artístico como Jerry Segarra. La obra de teatro fue estrenada el 22 de septiembre de 2009 y desde entonces utiliza los escenarios reales en donde se desarrolló el Grito de Lares como lo fueron: la Plaza de La Revolución, la Casa Alcaldía, el templo de la Iglesia Católica y las calles alrededor de la Plaza en Lares, Puerto Rico.

Bien Lo Dice El Payazo Feliz…Hay algo más tóxico que las cenizas de #Peñuelas, la ignorancia de los que critican a los que protestan. Eso sí es bien tóxico.

Peñuelas Es El Vivo Ejemplo De Que En Puerto Rico Los Intereces Financieros De Los Ricos Y Las Grandes Emprezas Estan Mucho Mas Por Encima De La Salud Del Pueblo.

La Policia De Puerto Rico Como Siempre Protegiendo Y Sirviendo Los Intereces De Las Grandes Emprezas. Es una verguenza que quienes juraron Proteger y Servir le Al Pueblo Sean Quienes En Estos Momentos Lo Reprimen.


COMO SIEMPRE PASA FALTAN LOS VALIENTES Y SOBRAN LOS CRITICONES. AQUELLOS QUE NO TIENEN LOS PANTALONES EN SU LUGAR PREFIEREN CRITICAR A QUIENES POR CONVICCION SE ESTA DANDO A LA TAREA DE LUCHAR POR LA SALUD Y EL BIENESTAR DEL PUEBLO.

“Agüeybana” Video, Letra Y Música Por Intifada(Biografía, Agüeybana Y La Rebelión Taina)

Agüeybana y La Rebelión Taina

A finales de 1510, el sistema de colonización en Boriquén practicado por Juan Ponce de León había vuelto a la gente completamente desquiciada. Cristóbal Colón dejó que la isla se rigiera por el sistema de las encomiendas, que consistía en deshabilitar a cualquier cacique, su gente y sus tierras para regalarlos a cualquier persona española. A dos años de comenzar su pacificación, el descalabro fue tal que familias enteras fueron separadas, vecinos de siglos fueran distanciados, para así destruir el núcleo familiar y los cacicazgos. Quienes no comulgaran con estas leyes eran quemados colgados en los árboles o descuartizados, que eran las formas favoritas de asesinato entre los españoles.

El disloque fue tal bajo Ponce de León —interesado solo en el oro de Boriquén y de los usufructos de la industria de la yuca en el valle del Toa—,  que nunca tuvo control sobre los caciques, a excepción de dos de ellos. Estos nunca se reunieron, sentando un grave malestar en la Corona. Agüeybaná el Bravo, familiar de Agüeybaná I, quien diera la bienvenida a los conquistadores europeos en 1492, le hizo frente a la campaña de destrucción de los taínos como pueblo, cuando se le quitaron sus tierras de Coayuco y del Toa. Ponce les regaló las primeras al español Cristóbal de Sotomayor, secretario de la reina Isabel la Católica, quedándose con sus tierras de cultivo del norte. Sin embargo, entre los blancos, otra Guerra seguía al robarse entre sí el oro y las fuentes de alimentación.

La pacificación de las islas de Boriquén y Quisqueya respondían a que en 1518 se invadiría México y estos territorios se convertirían en las primeras y últimas fronteras de España en el nuevo mundo. Desesperados, los indios taínos de Boriquén declararon la guerra a España durante el primer eclipse de 1511, un 3 de enero. En las horas de la madrugada, en Yagüeca, el militar Diego Salcedo sostiene una escena de amor con Guanina, su amada indígena, hermana del cacique rebelde Agüeybaná. Les esperan en las afueras su escolta y otros indios que les regresarían a Puerto Rico, la capital de Boriquén. Cansados de esperar, los indios provocan a que Salcedo termine e inicie marcha hacia el norte. Lo logran y al cabalgarle, le piden no cruce el río. Una vez en este, el español cae y  los indios se separan. Salcedo llega al fondo, y logran dejarle mientras ven cómo se ahoga. Incrédulos, lo sueltan; pero ven que no tiene vida y vuelven ahogarlo. Afuera, llaman a Guanina para que le reviva; pero esta se da cuenta que es un hombre muerto. Vocifera entonces que no es un dios y que hay que declararle la guerra al hombre blanco. Entonces, preparan un areyto para celebrar que los blancos no son inmortales.

 

El grave problema de Agüeybaná consistía de que aunque los caciques conocían que los españoles no eran inmortales, el pueblo sí lo creía. Cuando Colón dejó en el Fuerte de La Natividad, en la Española descubierta, construido con las maderas de la nave Santa María, los hombres tomaban a las mujeres que quisieran, causando un gran malestar con la cacica Anacaona de Jaragua. Esta no veía a los intrusos como amigos y planificó finiquitarles. Nicolás de Ovando, colonizador de aquellas tierras, llevó un contingente de cientos de hombres al cacicazgo, librando una Guerra, y ahorcando a Anacaona en 1503.

Mientras, los españoles en Coayuco, dedicados a hacer sus cabalgadas que consistían en hacer redadas a caballo, en los poblados indígenas para sembrar el horror, y continuar sus practicas de descuartización con perros, a quienes se rindieran marcaban con un carimbo candente sus frentes con la “F” de Fernando el rey español, incluyendo a mujeres y niños. Luego se formaba un mercado para vender a las indias con sus hijos, uno que otro indio sobreviviente, y de paso un perro monstruoso al que llamaban Becerrillo, se encargaba de comer a niños y mujeres. Este mismo año, los españoles hacen una matanza en Loíza donde asesinan a su cacica y su amante, dejando el campo libre hacia Humacao, tierra de indígenas; y comienzan las guerras entre taínos y españoles por toda la isla de San Juan.

“Según la documentación histórica, fue al comienzo del año de 1511, cuando los principales caciques de la isla se reunieron para combatir de manera organizada los abusos y la explotación europea de los indios taínos de Boriquén. En reunión celebrada en algún punto del interior montañoso de la isla, escogieron entre ellos a Agüeybaná el Bravo como el más capacitado y poderoso líder para organizar la guerra de resistencia. Los taínos sorprendieron inicialmente a los invasores por medio de ataques por toda la isla. Pero los españoles se reorganizaron bajo el liderato de Juan Ponce de León y dominaron en las principales batallas de Coayuco, Aymaco y Yagüeca, ocurridas este año. Les dieron la ventaja el contar con armamentos como petos, lanzas, ballestas, saetas, puñales y pólvora además de los caballos y perros de combate. Recientes estudios indican que ocurrieron hasta 43 incidentes militares de diverso tipo por toda la isla, demostrando  que la resistencia indígena fue mucho más fuerte que lo que se pensaba. La cantidad de armamentos que los españoles enviaron desde Sevilla hasta Puerto Rico, fue notable. Este levantamiento general taíno de 1511 es un capítulo importante en la formación de nuestro pueblo que no se debe ignorar o minimizar”, afirma el arqueólogo, Miguel Rodríguez, López, rector del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, del Viejo San Juan.

El ruido de la fama de Agüeybaná el Bravo llegó a Europa donde se pronunciaron en su contra activamente en las cortes, con todo su odio, Juana la Loca, la hija de Isabel la Católica, su padre el rey Fernando, y el papa Alejandro VI. Los historiadores de entonces ocultaron esta épica batalla que duró años y aún hoy, prosigue escondida en toda su magnitud ante el público puertorriqueño.

(Biografía, Video Musical/”Génesis”) La Cantante, Lucecita Benítez 


LUCECITA BENITEZ…Con una de las carreras más exitosas que ha conocido la industria artística puertorriqueña, Lucecita Benítez ha sabido evolucionar de “Reina de la Juventud”, en la década del 60, hasta convertirse en una de las voces nacionales más importantes de Puerto Rico.

Su carrera se inicia en la década del 60, siendo una de las protagonistas más importantes del movimiento de la nueva ola puertorriqueña. Su debut en las listas de éxitos detuvo el empuje de Los Beatles en Puerto Rico al controlar la intérprete boricua la posición cimera con el tema “Un lugar para los dos” en septiembre de 1964.

Del brazo de Alfred D. Herger, Lucecita se convirtió en ídolo de multitudes. Sus primeros éxitos “Vete con ella”, “Dile”, “Club del Clan”, “Dime dolor”, “Un beso picolíssimo” y “Yo te perdono” dominaron ampliamente las ondas radiales a mediados de la década del 60.

En medio de todo su apogeo, el inusitado romance de su compañero de labores, el cantante Chucho Avellanet, con la intérprete juvenil Lissette, creo un mar de reacciones que desembocaron en la rivalidad más candente que ha conocido la cultura popular puertorriqueña entre cantantes femeninas.

Su resonante triunfo con “Génesis” en el Primer Festival de la Canción Latina, en marzo de 1969, le dio pasaporte a la internacionalización. A raíz de ese éxito, Lucecita fue reclutada por la multinacional RCA y sus actuaciones fueron aclamadas en diversos países de América y Europa.

Pero en su momento de mayor apogeo, la artista decidió hacer un alto en su carrera. En medio de la turbulenta década de los 70, Lucecita Benítez decidió incursionar en la temática político-social a través del movimiento de la nueva trova.

A raíz de su proceso de concienciación, sus conciertos “Traigo un pueblo en mi voz” y “En las manos del pueblo” le merecieron elogios de la crítica especializada. El primero la convirtió en la primera cantante de música popular en presentarse en el Coliseo Roberto Clemente en 1974. El segundo fue, un año más tarde, el primer concierto de música popular transmitido íntegramente a través de la radio en la noche de su debut.

Por años Lucecita estuvo alejada del mundo del disco. Pero en 1980 su regreso al estudio de grabación le produjo un éxito resonante con su mosaico de boleros “Romántica Luz”. De ahí en adelante la suerte ya estaba echada.

En 1984 fundó su sello Grabaciones Lobo. Y desde entonces ha lanzado al mercado más de una decena de producciones de amplio reconocimiento en los medios. Interpretando diversos géneros musicales, su “Criollo Folklore” fue un éxito dentro del género de tierra adentro. “Nostalgia” la llevó a ganarse a los adeptos de los boleros y temas tropicales de antaño. “Gaviota al aire” le dio amplia difusión en el género de la balada contemporánea. Y “Éxitos callejeros” la llevó a convertirse en toda una sensación en la Argentina, donde ganó un Disco de Oro con su versión del tema “Fruta verde”.

En 1994 la artista lanzó al mercado el compacto “Horizontes de soledad”, en el cual presentó el tema de su propia inspiración, “Cuando la vida nos marca”. Ese mismo año fue una de las estrellas participantes en el concierto masivo “El encuentro” en el cual revivió su etapa nuevaolera con Chucho Avellanet y Lissette.

En el campo de la actuación, Lucecita ha incursionado tanto en televisión como en teatro. En la primera, interpretó el personaje de “La Loba” en la telenovela “Vida” que produjo WAPA Televisión. En teatro fue muy aplaudida su caracterización del personaje “Miss Reinhold” en el musical “La verdadera historia de Pedro Navaja”. Igualmente trabajó en el musical estadounidense “South Pacific”.

Durante los últimos años, Lucecita se ha mantenido activa ofreciendo al pueblo sus aplaudidos recitales y compartiendo tarima con figuras del primer orden. Su concierto “Amigos” con Chucho Avellanet, “Una canción por América sin fronteras” con Mercedes Sosa y el “Homenaje a Julia de Burgos y a Luis Palés Matos” con Alberto Carrión, permanecen como algunos de los más aplaudidos en su carrera.

Igualmente son memorables sus actuaciones con Rubén Blades, Justino Díaz, Pablo Elvira, Pablo Milanés y María Martha Serra Lima. Y entre todas queda su aclamada participación, en 1987, en la presentación de Plácido Domingo en Puerto Rico, donde compartió el escenario con Danny Rivera y Nydia Caro en el Centro de Bellas Artes.

Con la llegada del nuevo siglo Lucecita logró uno de sus grandes sueños al protagonizar como estrella principal un musical en el Centro de Bellas Artes de San Juan. “Murderous Instincts”, producido por Manny Fox, le permitió actuar cantando totalmente en inglés con música de Alberto Carrión.

(Biografía Y Video) La Fania Allstars

Los All-Stars fue la orquesta principal de Fania Records, compuesta de los principales lideres de banda, músicos, y vocalistas de ese sello. La historia de la banda representa la ascensión y difusión de la salsa como etiqueta comercial para la música latina. El comienzo de la banda fue un evento promocional con varios artistas bien conocidos, incluyendo a Tito Puente de Tico Records y Eddie PalmieriRicardo Ray, yBobby Cruz de Alegre Records. Dos de las grabaciones de la Fania All Stars: “Live At The Red Garter”, volúmenes 1 y 2 fueron estrenadas, pero ninguna de las dos se vendieron muy bien. Típico del sonido clásico es Echale Salsita.
En el 1971 el segundo concierto de la Fania All Star fue grabada y filmada en vivo, resultando en los Volúmenes 1 y 2 de la “Fania All Stars Live at the Cheetah.” Esta grabación se convirtió en el álbum latino mas vendido por un grupo grabado en un solo concierto.
Después de sus conciertos en Puerto Rico, Chicago, y Panamá, la Fania All Stars hicieron su primera representación en el Yankee Stadium, con una capacidad de 64.000 espectadores, el 24 de Agosto, 1973, con sus lumbreras principales: Ray BarrettoWillie ColónLarry HarlowJohnny PachecoRoberto RoenaBobby Valentín y otros que gozaban con Manu Dibango, Mongo Santamaría, y Jorge Santana (hermano menor de Carlos Santana). Antes del evento, fue ambiciosamente pronosticado que el concierto iba a revolucionar la industria musical, como lo hicieron los Beatles en los primeros años del los sesenta y Woodstock en el 1969. Material de su concierto en el Yankee Stadium de Agosto 1973, y también de su concierto en el Coliseo Roberto Clemente en San Juan, Puerto Rico, constituyen la mitad de su grabación Latin-Soul-Rock (1974).
En el 1974, la representación de los All Stars en el estadio Statu Hai (con una capacidad de 80.000 espectadores) en Kinshasa, Zaire también fue grabada por Gast y estrenada como la película “Live In Africa” – 1974 (distribuida en video en el Reino Unido bajo el titulo “Salsa Madness”, en el 1991). Esta representación Zaireña ocurrió en el festival de música que se llevo acabo en combinación con la pelea titular de peso alto entre Mohammed Ali y George Forman. La Fania All Star compartió la misma tarima con Stevie Wonder y otros artistas muy conocidos que también tuvieron la oportunidad de interpretar sus canciones.
La Fania All Star volvió al Yankee Stadium en el 1975, resultando en dos volúmenes musicales titulados “Live At Yankee Stadium” (1975), en la cual se destacaron los vocalistas de La Fania y Vaya Records cuales incluían a Celia Cruz,Hector LavoeCheo FelicianoIsmael Miranda,Justo Betancourt, Ismael Quintana, Pete “El Conde” Rodríguez, Bobby Cruz, y Santos Colon.
En la búsqueda de La Fania por un mercado más amplio para la Salsa, hicieron un negocio con Columbia Records para grabar una serie de álbums con la intención de cruzar géneros musicales Norteamericanos con el sonido latino. El primer proyecto fue el acoplamiento de Steve Winwood con los músicos de los All Stars reducido a una sección rítmica compuesta por Pacheco, BarrettoRoena, Roena, Nicky Marrero, y Papo Lucca, para grabar el poco memorable Delicate & Jumpy(1976), estrenado por Columbia Records en los EE.UU. y Island Records en el Reino Unido. Para ese tiempo, Island Records en el Reino Unido estreno la colección musical de la Fania titulada Salsa!, y Live, también grabado por la Fania All Stars.En el 1976 la Fania All Stars realizaron su única representación en el Reino Unido con un memorable concierto, cual fue completamente vendido, en Lyceum Ballroom de Londres, con Steve Winwood como invitado especial.El ultimo álbum regular de la Fania All Stars, dos años antes del estreno de “Delicate & Jumpy”, fue el sólido Tribute to Tito Rodríguez, que introdujo a Rubén Blades a los All Stars. La serie de Columbia Records, que continuaba con poco éxito, estreno el LP Rythm Machine, integrado otra vez con la sección rítmica de la Fania All Stars, el pianista Bob James (productor ejecutivo) y el guitarrista invitado Eric Galé; y también Spanish Fever (1978), con los invitados Maynard Ferguson, Hubert Laws, David Sanborn, Galé, y otros más.El 1978 también vio el estreno de Live, un álbum “regular” de La Fania All Stars producida por Fania Records, con una versión completa de la orquesta grabada en concierto en el Madison Square Garden de Nueva York en Septiembre de ese mismo año. La ultima grabación de la serie con Columbia Records, “Crossover”, fue estrenada el siguiente año, tal como fueHavana Jam por Fania, que vino de un concierto histórico grabado en Marzo 3, 1979 en La Habana, Cuba, representado por los All Stars junto a Billy Joel, Rita Coolidge, Kris Kristofferson, Stephen Stills y Weather Report, y también incluyendo a las bandas Cubanas Irakere y Orquesta Aragón.Empezando en el 1980, La Fania empezó a disminuir en popularidad, lo cual fue atribuido a una película que fracaso comercialmente, quejas por parte de los músicos por falta de recompensas, y el fracaso de los tratos de distribución con Colombia y Atlantic Records de lanzar la salsa al mercado convencional Norteamericano como lo fue anticipado. Además, la escena salsera de Nueva York, al la cual Fania Records estaba inextricablemente unida, fue eclipsada por el Merengue Dominicano en la primera mitad de la década, y después por el impulso Boricua de la salsa romántica que se hizo de moda en los últimos años de los ‘80 y a los principios de los ‘90.Reflejando el deterioro de la compañía, los estrenos de la Fania All Stars disminuyeron casi por completo ya para los últimos anos de los 80. Sus LP’s entre el 1980 y 1989 incluyeron un intento al Jazz Latino, titulado California Jam, y el particularmente débil Guasasa; en el 1981 estrenaron su LPSocial Change, con los músicos invitados Steel Pulse y Gato Barbieri, que resulto en otro fracasado intento de cruzar géneros musicales;Bamboleo en el 1988 el cual incluía la interpretación de cuatro éxitos de los Gypsy Kings “salsificadas”; y también los mas robustos CommitmentLatin ConnectionLo Que Pide La Gente y Viva La Charanga.
Para celebrar el 20 aniversario de la banda se estreno en el 1986, “Live in Africa”, grabado en Zaire en el 1974, y “Live in Japan”, grabado en el Japon en el 1976. Los 30 años de Fania Records, fueron conmemorado en el 1994 con un gira de tres ciudades (San Juan, Miami, y Nueva York) por los integrantes originales de los All Stars.

Integrantes de las Estrellas de Fania

Héctor Lavoe (voz)
Cheo Feliciano (voz y maracas)
Ismael Miranda (voz y maracas)
Adalberto Santiago (voz)
Pete “El Conde” Rodríguez (voz, güiro)
Santos Colón (voz)
Bobby Cruz (voz)
Ismael Quintana (voz)
Celia Cruz (voz)
Ismael Rivera (voz)
Justo Betancourt (voz)
Rubén Blades (voz)
Hector Zarzuela (trompeta)
Roberto Rodríguez (trompeta)
Larry Spencer (trompeta)
Wilfrido Vargas (voz —canta el tema “El Barbarzo” en un medley con Héctor Lavoe en el disco Havana Jam—)
Barry Rodgers (trombón)
Reinaldo Jorge (trombón)
Willie Colón (voz y trombón)
Larry Harlow (piano)
Ricardo Ray (piano)
Papo Lucca (piano)
Eddie Palmieri (piano)
Ray Barreto (congas)
Mongo Santamaría (congas)
Eddy Montalvo (congas)
Willy Romero (congas)
Johnny “Dandy” Rodríguez Jr (congas)
Milton Cardona (congas)
Orestes Vilató (timbales)
Nicky Marrero (timbales)
Roberto Roena (bongós)
Bobby Valentín (bajo)
Salvador Cuevas (bajo)
Pupy Legarreta (violín)
Alfredo de la Fé (violín)
Yomo Toro (cuatro, tres y guitarra)
Johnny Pacheco (flauta y director musical)
Tito Puente (timbales, batería)
Joe Bataan

José ‘Monguito’ Santamaria (primera voz del grupo en 1964 y piano)
Louie Ramirez (vibráfono)
Jimmy Sabater

Luis Alberto “Toto” Rivero Ascanio de Venezuela (copista de bongo y timbal)

Discografía
Live (en vivo)
Live at the Red Garter, Vol. 1 (Fania, 1968)
Live at the Red Garter, Vol. 2 (Fania, 1969)
Live at the Cheetah, Vol. 1 (Fania, 1972)
Live at the Cheetah, Vol. 2 (Fania, 1972)
Fania All Stars, San Juan 73 (Fania, 1973)
Latin-Soul-Rock (Fania, 1974)
Fania All-Stars (Island, 1975)
Live at Yankee Stadium, Vol. 1 (Fania, 1976)
Live at Yankee Stadium, Vol. 2 (Fania, 1976)
Live (Fania, 1978)
Habana Jam (Fania, 1979)
Fania All-Stars in Japan (Fania, 1976)
Live in Africa (Fania, 1986)
Live in Puerto Rico (Fania, 1995)
Viva Colombia (Fania, 1997)

Álbumes de estudio
A Tribute to Tito Rodriguez (Fania, 1976)
Delicate and Jumpy (Columbia, 1976)
Rhythm Machine (Columbia, 1977)
Spanish Fever (CBS, 1978)
Cross Over (CBS, 1979)
California Jam (Música Latina, 1980)
Commitment (FNA, 1980)
Latin Connection (Fania, 1981)
Social Change (Fania, 1981)
Lo que pide la gente (StyllaPhone, 1984)
Viva la charanga (Sterns, 1986)
Bamboleo (Caliente, 1988)
Guasasa (Fania, 1989)
Bravo 97 (Sony International, 1997)

Filmografía en DVD
Our Latin Thing (Nuestra Cosa Latina)
Salsa (Fania, 1974)
In Africa (Fania, 1993)
Live (Fania, 1995)

(Video Musical) El Coameño, Cándido Reyes, En Un Homenaje A Otros De Los Grandes Cantantes Coameños, Marcelino Morales “Buba”

Hijo del matrimonio formado por Cándido Reyes Ayala y María Elena Espada, nuestro entrevistado nació en Coamo, el 15 de marzo de 1964. Su primer instrumento fue la guitarra, que aprendió a tocar de manera autodidáctica siendo niño. Como güirero, hizo sus pinitos mientras estudiaba en la Escuela Superior Benjamín Franklin de su pueblo.

“Recuerdo que el 22 de mayo de 1982 fui a curiosear a un ensayo que el Conjunto Cantándole a Puerto Rico, de Rosendo Rivera, tenía en el Centro Cultural. Por alguna razón, su güirero no apareció. Entonces, me ofrecí a sustituirlo. Al señor Rivera le gustó tanto mi forma de tocar que quiso que me quedara en el grupo. De hecho, fue él quien me regaló el primer güiro que fue mío, porque con los que siempre había tocado eran prestados. Tres semanas después nos presentamos en una actividad celebrada en el barrio Los Llanos, que se transmitió por la emisora local WCPR. Aquel fue mi debut profesional. Me pagaron $35 y me sentí rico”, rememora sonriente.

A los 23 años fue proclamado ¡El Mejor Güirero de Puerto Rico! –

Su fama como güirero se propagó rápidamente por toda la región. Al punto de que, durante un Festival de la Juventud celebrado en Coamo, en 1987, se le rindió homenaje. Allí se le proclamó… ¡el mejor de Puerto Rico! Y, precisamente, mientras participaba en aquel evento, conoció al pianista Rolando Capa. Éste lo recomendó al destacado trompetista, director de orquesta y productor Elías Lopés, quien no vaciló en incorporarlo a su proyecto Trompeta Con Trovadores. Su etapa con esta organización quedó resumida en las cinco primeras producciones discográficas en que intervino.

Sin embargo, a juicio de muchos, cuando verdaderamente Cándido Reyes comenzó a descollar en el panorama musical a nivel nacional fue a raíz de su incorporación al grupo Jíbaro Jazz, de Pedrito Guzmán – en cuya nómina todavía figura –, el 14 de marzo de 1989. Por el gran dominio que demostraba en la ejecución del llamado “instrumento vegetal”, pronto comenzó a ser requerido para intervenir en grabaciones de otras formaciones y de no pocos solistas. La mayoría, exponentes de la salsa.

“He participado en más de 150 producciones. Algunas con jazzistas muy reconocidos, entre ellos el cantante Montell Jordan, el trombonista cubano Juan Pablo Torres, fallecido recientemente, y la flautista japonesa Rie Akagi. También, en todas las patrocinadas por el Banco Popular de Puerto Rico. Gracias a Dios, puedo darme el lujo de decir que, desde que tengo 17 años, soy de los pocos músicos que han podido vivir del güiro puertorriqueño. Este es el instrumento que más amo y al que he tratado de colocar en el sitial que merece en nuestra música. El año pasado publiqué un método, impreso y en formato de DVD, para que los principiantes aprendan a tocarlo de la manera más correcta”, manifiesta visiblemente feliz.

Incorporó el güiro boricua a la música cubana y al jazz latino –

"LA VOZ DE BORINQUEN"

A %d blogueros les gusta esto: